UST: 20 años de experiencia con CEAMSE y el agregado de nuevos sistemas de trabajo

La Cooperativa UST tiene como principal contratista a CEAMSE. Desde 2003, momento en que sus trabajadores la crearon como empresa recuperada y organización social, se encarga del mantenimiento post cierre del que fue, entre 1979 y principios de 2003, uno de los rellenos sanitarios más grandes e importantes de América latina, el por entonces Centro de Disposición Final Villa Domínico para residuos sólidos urbanos. 

Mientras estuvo operativo, el complejo recibió, transfirió y dispuso alrededor de 12.000 toneladas de basura por día y fue manejado por SYUSA, empresa del Grupo Techint. Cuando la multinacional decidió irse, cerrar sus operaciones y dejar a sus trabajadores sin empleo, arrancó la gesta de los socios fundadores de la Cooperativa UST por recuperar su fuente laboral. Así, gracias a una combinación entre autogestión pura y esfuerzo férreo, construcción colectiva y solidaridad, se logró no solo sostener el trabajo, sino multiplicarlo, generar numerosos proyectos sociales junto a la comunidad y consolidarse.  

Como describe Oscar Barrios, trabajador y Secretario de la comisión administradora de la UST, testigo de aquellas jornadas de lucha a partir de las que “se “parió” a la UST “hace más de 20 años. Cumplimos 19, pero tuvimos un año más que fue el paso de que se fue la empresa, estuvimos laburando en Ceamse hasta que pudimos recuperar el trabajo y ser hoy lo que somos: La Cooperativa UST”.

De la “montaña de basura” al parque:

Según rememora Barrios: “Este fue el relleno más grande de latinoamérica y después de más de 20 años de lo que fue traer la basura, el entierro, lo que fue la disposición final de los residuos, hubo un laburo que hacer de recuperación del lugar. Había un trabajo post cierre del relleno, que era devolverle a la comunidad de Avellaneda el área, el sector donde operó el relleno sanitario. Devolverle a la comunidad el lugar en condiciones como lo había encontrado, entonces se venía todo un trabajo de cierre de relleno, nosotros le decimos el post cierre. Había que hacer parquización, forestación, un montón de trabajos de remediaciones”. 

A su vez, denotando una indiscutible trayectoria que avala a los integrantes de la UST, Barrios sostiene: “Hace 20 años que nosotros venimos haciendo ese trabajo. Estuvimos un tiempo en CEAMSE y después nos quedamos con el laburo y lo empezamos a hacer como empresa recuperada, como hoy somos la Cooperativa Unión Solidaria de Trabajadores. Hace 20 años que venimos haciendo el saneamiento de lo que es el relleno sanitario con parquización, forestación, el cuidado de caminos”.

Como detalla el Secretario de la comisión administradora de la UST: “Cuando se habla de forestación es plantar tutores; cuidar las especies de las hormigas; hacer tazas, su mantenimiento. Forestar tiene un montón de anexos que es el cuidado de la planta, el riego… Así que hace 20 años venimos haciendo ese trabajo y lo que hoy se ve en este parque, esta reserva natural, es hermoso. Está toda trabajada por la Cooperativa UST. Hace 20 años que la venimos manteniendo, cuidando. Acá casi el 80% somos vecinos de la zona y para nosotros laburar en la tarea de lo que fue el saneamiento de lo que era el relleno sanitario es importante porque esto nos impacta directamente en nuestro barrio”. 

Recuperadores de espacios y de sueños:    

Hoy llamado Complejo Ambiental Villa Domínico, el predio abarca más de 420 hectáreas . Englobando sus principales actividades se encuentran: el mantenimiento de la infraestructura (movimiento de suelo, conformación de terraplenes), el mantenimiento y remediación de los “módulos” de residuos, el mantenimiento de la red de caminos internos operativos que recorren el gran predio y sus desagües pluviales, la forestación/ parquización y mantenimiento de áreas verdes, control fitosanitario e Ingeniería sanitaria. A todo ello, se le suma el mantenimiento de los equipos viales.

A su vez, el delegado de una de las categorías de fútbol del Polideportivo UST, expresa un sentimiento generalizado entre los trabajadores/as de la cooperativa haciendo un balance ante el extenso camino recorrido: “La verdad que para nosotros es un orgullo. Yo fui parte de la empresa. Trabajábamos en la montaña de basura de 18 a 20 metros y hoy ver eso convertido en un parque, en una reserva natural en estos tiempos que se necesita tanto cuidar el medio ambiente y nosotros la tengamos acá, y la fundamos, como trabajadores y vecinos. Es un orgullo. Llevamos plantados más de 42 mil árboles y arbustos. Es inmenso. Hay más de 420 hectáreas y nosotros le hacemos el mantenimiento casi a 370. Todo lo que se ve plantado y forestado son todas construcciones realizadas por la UST. Supervisadas por CEAMSE pero hechas por la cooperativa.  Para nosotros es un orgullo como trabajadores”, sostiene.

Vale mencionar que el proyecto integral de la Cooperativa UST además de fundarse en el trabajo autogestivo, tiene su esencia y motor en el desarrollo social del territorio. Por vocación solidaria y como modo de gratitud, nunca se ha dejado de trabajar por esos vecinos/as que acompañaron la gesta de recuperación de las fuentes laboral. Tal es asi que, desde la fundación de la Unión Solidaria de Trabajadores, se acordó por asamblea, entre sus integrantes, que una parte de los excedentes irían para gestionar y sostener proyectos comunitarios en la zona de Wilde Este y Villa Domínico. Y asi sigue siendo hasta el día de hoy. Entre los numerosas iniciativas, están la creación de: un Bachillerato Popular, Arbolito de la UST, con reconocimiento oficial, donde ya se egresaron más de 180 estudiantes;  Un polideportivo (Poli UST), donde más de 300 chicos y chicas practican fútbol y hockey; Un proyecto agroecológico, (emprendimiento productivo) en la Costa de Villa Domínico, donde se recuperaron tierras abandonadas históricamente y hoy hay un Centro recreativo, productivo y de desarrollo sustentable (donde se efectúan diversos cultivos, se producen vinos artesanales, dulces y conservas) y funciona una granja educativa y un paseo turístico; Una colonia de vacaciones que, desde 2018, brinda el uso de pileta, desayuno, merienda y actividades educativas, a 140 niños de barrios populares. A su vez, entre otros proyectos, la UST ha construido 100 viviendas en Wilde Este y desde que arrancó la pandemia, la organización  ha venido acompañando con más fuerzas que nunca a todo un barrio con la apertura de una docena deespacios solidarios de ollas y merenderos.

A lo largo de todo este proceso, la organización ha tenido el apoyo de la CTA-A, integrándola. Hoy, también forma parte de la FeNaT (Federación Nacional Territorial) y tiene protagonismo dentro de la CTA-A Avellaneda, nucleando a diversas organizaciones sociales, velando incansablemente por lucha, trabajo y dignidad para todos/as.

UST, experiencia calificada y mejoras continuas

A partir de la firma del nuevo contrato entre la UST y CEAMSE, que se extiende por 8 años y 5 más por renovación automática, hubo ciertos ajustes que plantearon nuevos desafíos y oportunidades de mejoras y perfeccionamientos. Según describe Barrios:  “CEAMSE lo que nos pidió es un reacondicionamiento de los sectores de trabajo y lo que nos sugiere en más fineza en el laburo. Ahí se contemplan distintos tipos de horarios, de trabajos. Nosotros estamos contentos porque hace 20 años que estamos trabajando y que haya más control en las tareas nos pone felices porque demostramos ahí la calidad que tenemos en el trabajo”. 

Asimismo, el socio fundador de la UST enfatiza un valor diferencial de la cooperativa, que es fruto de una experiencia de décadas recorriendo los distintos procesos comprendidos entre la recolección, la gestión de los residuos hasta el control y post cierre de la extensa área del Complejo Ambiental Villa Domínico: “Nosotros somos la única empresa ambiental que sabe lo que es la disposición final, el recibir la basura desde el conurbano, Capital Federal, trasladarla,  hacer las piletas, lo que es la disposición final de esos residuos y mejoramiento de los módulos donde se enterraba la basura. En Argentina no sé si hay muchas empresas que tengan esa experiencia de 20 años de trabajo y nosotros la tenemos calificada. Si ven todo esto que es un paraíso, está hecha por los trabajadores de la Cooperativa UST y supervisada por CEAMSE. Dimos muestras de que tenemos calidad en el trabajo. Que nos controlen, que haya cambios de trabajo, de rutinas, que nos pidan más calidad en el mantenimiento de los parques para nosotros es una alegría. Es seguir demostrando que los laburantes y que la cooperativa saben hacer los trabajos y están a la altura. No es un impedimento, al contrario, nos califica bien en el trabajo que hacemos.  Es natural para nosotros, no nos asusta, lo que hace es poner en valor el laburo que hace la UST.  Esto se tiene que convertir en la mejor reserva del país y, como cooperativa, queremos que así sea para que la gente del conurbano, de Capital Federal, pueda venir acá a nuestra casa, nuestro patio y disfrutar de este paraíso construido por los laburantes de la UST. Nos pone contentos porque se valora más el trabajo que venimos haciendo hace 20 años”, cierra.

Ir arriba