LA GRANJA EDUCATIVA TIEMPO DE CRECER Y UN PROYECTO COLECTIVO EN VILLA DOMÍNICO

En tiempos donde el trabajo en equipo es trascendental luego del golpe que generó el inicio de la pandemia, la granja educativa ‘Tiempo de Crecer’, ubicada en la costa de Villa Domínico, recibió la visita del obispo Marcelo Margni, y alli dijo presente la Union Solidaria de Trabajadores.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

El jueves 7 de octubre, la Cooperativa UST participó de la presentación de nuevos proyectos en la granja educativa ‘Tiempo de Crecer’ en donde se dio el puntapié inicial de una tarea colectiva para crear un modelo de organización territorial que llevarán adelante instituciones, la Comisión de la Unión Vecinal de la costa de Villa Domínico y la municipalidad de Avellaneda.

Entre los puntos que trata este nuevo espacio en común están , por ejemplo: propulsar el desarrollo integral de la cultura física, moral e intelectual de la comunidad privilegiando como finalidad el cuidado de la Casa común;  proyectos para promover la solidaridad sin distinción,  pero con especial atención a los grupos vulnerables; aportar a las organizaciones sociales de la comunidad,  elementos científicos y metodológicos, además de los recursos humanos y organizativos necesarios para la investigación, la elaboración de propuestas, diagnósticos, capacitación y la difusión de proyectos; mejorar las condiciones de vida y de trabajo de las personas de la comunidad costera, entre otros.

En diálogo con la UST, Monica Garcia, directora de Tiempo de Crecer, afirmó: “Fue el lanzamiento de este programa en donde se invitó a los vecinos a participar y conocer los talleres. Se agrandó y terminó siendo una fiesta, bien linda. Entre los talleres están el de manicuria, que tiene 10 kits para chicas y puedan trabajar de forma profesional, ya sea en su casa o cualquier lugar. Vienen 10 kits para peluquería , electricidad, carpintería.

Mónica Litza, conocida militante peronista de Avellaneda y amiga de la granja desde sus inicios, compartió que a travez de Ministerio de Desarrollo Social de la Nación se pone en marcha un plan de capacitación. La idea son 10 cursos: albañielería, electricidad, peluquería, entre otros.

Asimismo, resaltó quienes integran la granja y el entusiasmo de avanzar con este proyecto: “En realidad eran chicos/as que vinieron toda la vida. Eran chicos y ahora son adultos, es como si los hubiésemos criado. Todos hace muchos años que estamos. Son esos chicos que incluso se vinieron de grandes y siguen estando. Pocos son los que encontraron trabajo, los que se prepararon. Que venga un obispo a bendecir una comisión o venga a conocer la granja es increíble. Aprovechamos el momento con la unión vecinal, y para nosotros como institución, es ayudarlos. Creemos que si no hay una capacitación, no van a poder trabajar.  El plan ‘Potenciar trabajo’, más los proyectos de provincia de Buenos Aires, que es centro juvenil, que nos facilitan con la comida y un montón de cosas. Después Caritas que vinieron y también son los que nos ayudan mucho con los alimentos. Hay una pata de cada lado y armamos.”, cerró.

Durante la ceremonia, en la que estuvieron vecinas/os de la costa, referentes del municipio de Avellaneda y universidades, se reflexionó sobre esta importante iniciativa.  Mario Barrios, socio fundador de la UST, señaló: “En este mundo de desencuentros es encontrarnos. Ayer, para los compañeros más jóvenes, veían  con alegría que nos juntábamos entre vecinos. Es un orgullo para nosotros que esté el obispo de Avellaneda y bendiga la tarea que tenemos por delante las instituciones con el municipio y es importantísimo. Queríamos someter esta nota, que la habiamos leido todos, pero pedirle a Monseñor que nos bendiga la mesa que estaremos trabajando de acá en adelante. Quiero pedir un fuerte aplauso para todos los que están porque van a laburar. No es ningún privilegio, sino un desafío a trabajar por el hábitat que queremos.”.

Tras el testimonio de Barrios, por la cooperativa y que también estuvo acompañado por el consejo de administración de la organizaciones y más compañeros,  Miguel Palandri, de la comisión de la Unión Vecinal de la Costa de Villa Dominico, dijo:”Quiero agradecer mucho el compromiso de la UST y de todos los que estamos presentes. Realmente necesitamos estar unidos y esta mesa de instituciones se trata de eso. Trabajar bajo el mismo criterio, usar políticas para mejorar el barrio que hay muchas cosas que faltan. Por eso queremos trabajar juntos”.

El cierre de la actividad estuvo en manos del nuevo obispo de Avellaneda-Lanús, Marcelo Julian Margni: “El pedido de una bendición para nosotros es mucha alegría porque es abrir el corazón a dios , aprender a pedir. Los que aprendemos a pedir renunciamos a nuestra autosuficiencia. Queremos pedir lo esencial que es esta capacidad de trabajar en común porque sabemos que si eso se deteriora nada es posible. La política tiene que apuntar a eso, a poder trabajar juntos y no tenerle miedo a eso”, finalizó.

 De la jornada también dijeron presentes: el cura Osvaldo, Monica Litza, doctora en Ciencias Políticas  y quien lleva un proyecto en Tiempo de Crecer para que los chicos/as participen en distintas capacitaciones; Juan Ignacio Torreiro, director de culto de la provincia: Monica Girelli, Secretaria de Seguridad del municipio de Avellaneda; Walter Romero, por la UNDAV;  Juan Pineda, de Cáritas Nacional, representantes de la UTN de Avellaneda; el Padre Mauro, de la Parroquia Nuestra Señora de Loreto –Sarandi- y que llevaría adelante catequesis para los chicos, adolescentes y adultos; Hugo Villar, colaborador de la UST y Tiempo de Crecer, escuelas de la zona de la costa de Villa Domínico; vecinas/os de la zona; y la Cooperativa Union Solidaria de Trabajadores.

Ir arriba