El Bachillerato Arbolito de la UST cerró el 2021 con nuevos egresados

El jueves 16 de diciembre, el Bachillerato Popular Arbolito de la UST realizó el acto de fin del ciclo lectivo 2021 en el salón de usos múltiples “Padre Luis Sánchez”, sumando así otro capítulo más de egresados en la institución.

Con la conducción de Diego Ledesma, educador y presidente de la Cooperativa UST, la ceremonia tomó forma con un breve relato del vínculo del establecimiento con la Unión Solidaria de Trabajadores (UST), teniendo en cuenta que durante estos meses las clases fueron de manera virtual. 

El bachillerato es fundado por los trabajadores de la cooperativa, los títulos son oficiales. Los emitimos a través del DIPREGEP, que es el instituto que regula las escuelas privadas. Nosotros no cobramos cuota ni matricula para que puedan cursar. Las instalaciones están mantenidas por compañeras y compañeros de la Cooperativa UST. Cada trabajador/a pone plata de su bolsillo para mantener lo que es el bachi, la cancha de hockey, la de fútbol”.

Además, señaló la función de los educadores y destacó el compromiso de cada uno: “No tenemos portero, no tenemos auxiliares que nos mantengan las aulas. El Estado no le paga un sueldo a los docentes. Cada educador cobra un viático que es pago de plata de los bolsillos de cada trabajador de la UST.  Nuestros educadores vienen porque  lo hacen de militancia”. Minutos antes del comienzo de la entrega de diplomas, y ante la atenta mirada de los presentes,  el educador de la materia Historia del Movimiento Obrero, agregó: “Esta escuela fue creada con la intención de que los estudiantes fueran vecinos que no hayan podido terminar la secundaria”.

Para finalizar, Ledesma se permitió darles una reflexión a los nuevos egresados y también destacó el empeño de cada educador en este 2021 que volvió a pasar por la virtualidad: “Para nosotros la educación y la formación es algo primordial para poder seguir adelante con la vida y poder cumplir cada uno con sus sueños. Fue una lástima no haber podido tener clases presenciales. Hubiesen podido apreciar la calidad de cada uno de los educadores del bachi y nosotros haberlos podido conocer más a ustedes. Queremos decirles que se termina una etapa y comienza una nueva. Estamos alegres de que hayan podido cumplir este momento en su vida y que, así como se propusieron poder terminar la escuela secundaria,  se propongan para adelante todo lo que sueñen y lo puedan cumplir. Agradecerles a ustedes y a sus familias por el apoyo que les brindaron este año”.

A partir de ese momento se dio el paso al frente de los abanderados, tanto de la bandera nacional como la bonaerense, para luego hacer el traspaso de la misma a los estudiantes de 2º año. La primera parte del acto concluyó con los presentes entonando las estrofas del Himno Nacional Argentino.

El momento emotivo, lindo y esperado llegó cuando los egresados se dirigieron al centro de la escena para recibir sus respectivos diplomas y medallas, espacio que estuvo a cargo de Agustina Rebich.

La educadora del taller de arte expresó lo siguiente antes de que los estudiantes reciban su reconocimiento tras la finalización del ciclo lectivo: Estoy orgullosa de que hayan llegado hasta acá. Soy educadora del taller del arte y traté de que la materia sea lo más liviano posible. Que nos podamos distender y expresar en toda esta época de pandemia que nos reprimió un poco. Agradecerles a las familias por haber venido, por haberlos apoyado en este momento que es muy importante. Como decía Diego –Ledesma- es la puerta para que sigan y sepan que todo es posible”

A su término, Miriam Alfonso, también parte del equipo de educadores del bachi, les dedicó unas sentidas palabras a los egresados que luego culminarían la bellísima jornada con fotos familiares, grupales y el clásico brindis.

De esta forma, a 13 años desde su fundación, el Bachillerato Popular Arbolito sigue sumando páginas doradas a su historia con sus nuevos egresados.

Ir arriba