COMPAÑEROS VENEZOLANOS CONOCIENDO LA UST

El periodista y escritor venezolano, Modesto Guerrero, junto con sus compatriotas Marilu Cohelo y Stalin Pérez Borges recorrieron el miércoles 22 de septiembre la Cooperativa UST con el objetivo de conocer la organización.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

La Unión Solidaria de Trabajadores tuvo el agrado de recibir la visita de 3 compañeros venezolanos con el fin de compartirles a ellos la experiencia autogestiva de la cooperativa, interiorizarse acerca de la actualidad de Venezuela y  luego pasar a conocer cada espacio y proyecto que se lleva a cabo hace más de 18 años.

Recibidos con un desayuno por las compañeras del área del comedor y el consejo de administración de la Cooperativa UST, integrado por Diego Ledesma, Mario Barrios, Ángel Martín, José Medina y Marito Barrios y, previo a observar un video institucional de la organización, los presentes se reunieron en dicho momento para tocar diversos temas.

Stalin Pérez Borges, miembro de la Central Socialista de Trabajadores de Venezuela, señaló acerca del presente de su país y el bloqueo que sufren: “La situación de allá es terrible, de los trabajadores y de todos los sectores. El bloqueo ha sido despiadado. Ha sido muy duro no permitir medicina, nada. Peor que en Cuba. Con Cuba siempre hubo acuerdo con medicinas e incluso con algunas materias prima. Se le permitió a través de Estados Unidos o países de Europa por México. Lo que se hacía era realizado de forma literal. Se buscaban mediaciones, pero ha sido un bloqueo, bloqueo. Se ha afectado todo: producción, salud, alimentos, todo. Entonces la mayoría de venezolanos, un 90%, su día a día es cómo hacen para sobrevivir, cómo consigue un dólar porque además el saboteo incluyó sabotear la moneda. Lo primero que hace la gente al ver las noticias internacionales es ver a cuánto amaneció el dólar”.

 Por su parte, Mario Barrios, socio fundador de la UST y referente, indicó ante el relato del compañero: “Nosotros hemos discutido en asambleas porque nos llega que en Venezuela la gente no tiene ni siquiera para el papel higiénico”, a lo que agregó entendiendo el duro presente del país vecino ante este inconveniente:”No tomamos dimensión nosotros, sino que ahora y lo vamos a trasmitir en los ámbitos que participemos. Tomamos dimensión esto de que ni siquiera los medicamentos, los alimentos, o sea que el bloqueo es muy duro”. Modesto Guerrero, periodista y escritor venezolano señaló cómo fue el accionar del gobierno en ese momento:“Cuando empezó todo esto, Guaidó se declaró presidente alternativo y el Gobierno Nacional le pasó la administración a ellos”.

Tras uno de los primeros encuentros de intercambio de opiniones se compartió un video institucional sobre parte de los 18 años de autogestión que lleva la cooperativa, desde sus orígenes hasta cómo fue la conquista de cada espacio y el acompañamiento de toda una comunidad. “Yo estuve con Diego Ledesma, en Venezuela, en el 2005, en el primer encuentro de empresas recuperadas. Después fuimos en el 2009 con un grupo más grueso de compañeros. Más que los trabajadores de la UST, nosotros somos una comunidad. Además tiene la organización una herramienta de trabajo y económica para desarrollar cosas dentro de nuestro barrio. Eso es para nosotros uno de los valores más importantes. Para mí, el primer valor del sostenimiento de la fuente de trabajo”, afirmó para concluir uno de los momentos de la mañana.

Minutos más tarde se dio comienzo a la clásica recorrida por cada objetivo que logró la Unión Solidaria de Trabajadores. Entre ellos el Polideportivo UST, con actividades de fútbol y hockey, como disciplinas fundamentales para la contención de las pibas y los pibes de Wilde, y la fuerte apuesta a la educación, hace más de 11 años, con el inicio del Bachillerato Popular Arbolito de la UST. Luego se dio un paso por el barrio San Lorenzo, específicamente el plan de viviendas “Las casitas”, donde allí también funciona un comedor y merendero, sumado a los otros 10 espacios solidarios que hay en Wilde Este, y la recorrida culminó en el agroecológico.

En esta área, la compañera María Marta Sánchez, Modesto Silva, Facundo Masdeu y Carlos Barrios recibieron a la visita para también manifestarles la historia del agro y cómo fue creciendo temporada tras temporada.

La última parada del día y, posterior al almuerzo, la juventud de la cooperativa, es decir, quienes participan del curso de formación de cuadros políticos, cerraron la jornada en una reunión con los venezolanos a modo de plenario reflexivo. En esta instancia, los compañeros expresaron ante los y las jóvenes de la empresa recuperada el panorama político de Venezuela y, a su vez, cómo llevaron a cabo allí sus actividades en la cultura del trabajo.

Quien dio el puntapié inicial del encuentro final fue el presidente de la UST, Diego Ledesma, quien sintetizó la charla que mantienen con cada uno de los chicos y chicas: “Una cosa fundamental que por ahí nosotros, con ustedes que son los más jóvenes, como que no lo hemos laburado tanto pero si con los socios fundadores es que nosotros vamos a sostener nuestra fuente de trabajo no porque seamos buenos cortadores de pasto, sino por ser capaces de generar en la comunidad. En la manera que seamos capaces de organizarnos, generar un solo puño que golpee y esté dispuesto  a pelear contra todo lo que no queremos ser. Todo lo que no queremos que nos pase. Todo eso tiene que ver con la organización que venimos llevando adelante. Con mucho orgullo tenemos que contar que ellos, en su mayoria jovenes, muchos han jugado en el Polideportivo UST cuando tenían 8 años y hoy son trabajadores de la cooperativa”.

Lo que la organización apunta con el taller de formación: “Están haciendo un curso de formación politica, que lo da Mario, con la intención de la formación de cuadros para la continuidad de este proyecto que venimos hablando de cómo nos vemos de acá a 20 años. Esa continuidad de acá a 20 años es cómo nos sostenemos, la gestión y la autogestion por parte de estos chicos que hicieron el proceso de jugar al fútbol, de transitar su adolescencia en una organización que es como nucleo fundamental , como eje central, el sostenimiento de la fuente de trabajo y poder llegar a ser trabajador de la UST. Yo me acuerdo cuando le preguntábamos al Tucu –Nelson Trejo- qué quería ser de grande y decía “yo quiero trabajar en la cooperativa”. Tenía 8 años”.

Acto seguido a la palabra del representante de la UST, el escritor Modesto Emilio Guerrero afirmó: “Tuvimos un país lleno de petróleo con un presupuesto anual gigantezco. Lleno de dólares para poder financiar cualquier experiencia politica. Tuvimos un Estado cuyo gobierno, que es el centro del Estado, estaba en manos de la izquierda, del Chavismo. Favorecía la creación de legislación, recursos judiciales y fórmulas jurídicas favorables que potenciaban el control obrero de los trabajadores por las experiencias cooperativas y de autogestion. No habian leyes en Venezuela hasta el año 1999 que favorecieran a ese tipo de experiencia laboral. Luego sobraban leyes, eran al revés, el defecto era que había demasiadas. Habia 5 leyes del poder popular. Significa que habian demasiadas leyes y poca practica, poca experiencia. Cuando hay muchas leyes, generalmente, el resultado es que los trabajadores se enredan. Los cables se enredan en las leyes. Hacen poco poder popular porque hay demasiadas leyes. La mejor ley es la que no se dice, es la que se hace con los músculos y las piernas”.

Asimismo se permitió elogiar el trabajo social que viene afrontando la organización de Wilde: “Es importante para mí, que me gusta pensar el conjunto del problema a largo plazo, lo que ustedes han hecho y están haciendo acá, en Avellaneda, tiene mayor proyeccion en el sentido que han logrado estabilizarlo. En la politica no vale lo que hagas al principio o al final, es si logras estabilizar por un suficiente tiempo o largo, una experiencia de poder, de creacion, de propaganda o de lo que sea. Ustedes llevan 20 años experimentando una forma de laburar sin patron, sin propiedad privada, sin duenos capitalistas y sin jerarquia de tipo burguesa. Lo han logrado sobrellevar y hacer rentable. Esa es la alternativa y eso de “otro mundo es posible’.  Ustedes lo han demostrado.

Marilu Cohelo, venezolana y parte del control obrero de la generación de luz eléctrica en dicho país, manifestó los difíciles obstáculos que atravesó ese sector y el poder que tiene cuando todas las voces se transforman en una sola: “Empezamos con los consejos directivos de los trabajadores donde semanalmente se reunían. Votaban el trabajo que iban a hacer, lo planificado. Esta área va a hacer esta semana tal cosa. Los trabajadores planificaban, despues ejecutaban ese trabajo y la semana siguiente se reunían todos los lunes 2 horas antes de ir a laburar. Eso se logró gracias a que Chavez dijo ‘bueno, que se haga la construcción en el sector eléctrico y denle toda la facilidad a los trabajadores con lo que pidan’. Nosotros no solamente ejecutábamos nuestro trabajo, sino que dijimos que tenemos derecho a decidir el presupuesto. Tienen que darnos participación en la decisión del presupuesto y para dónde va. No puede ser que el presupuesto se destine para la burocracia o para cosas que no tengan que ver con el sector ni sean utiles. Cada trabajador, cada equipo en su área de trabajo porque el sector eléctrico es muy amplio. A eso iba cambiando también la estructura porque no era que las órdenes venían de arriba, venían de abajo. Eso empezó a crear un malestar entre los gerentes, la alta gerencia. Ellos decian ‘que hacemos nosotros aquí’. La mayoría de esos altos gerentes eran dueños de empresas contratistas  que trabajaban para la empresa. Ellos eran los dueños, le hacían trabajos a la empresa  y cobraban. Les pagaban cualquier miseria  a los trabajadores que hacian los trabajos. La mayor parte iba para ellos, los dueños. A partir de eso nosotros decidimos no más contratistas, queremos cooperativas”, y detalló los motivos de esa postura construida a partir de la unidad de los trabajadores y trabajadoras: “Porque las cooperativas son organismos como ustedes mismos tienen. Ahí no hay dueños que se enriquecen. Es un grupo de personas que administran la cooperativa, trabajan y se reparten la ganancia o se la distribuyen equitativamente. Nosotros teniamos cooperativas de limpieza y solo las aceptabamos en las areas que los trabajadores no podían hacer”.

Llegando al final de la actividad con los trabajadores y trabajadoras, Guerrero ejemplificó el bloqueo venezolano con el que llegó a sufrir Cuba: “Hace como 3 meses pagó. Ordenó transferir 10 millones de dolares a la OMS para comprar no sé cuántas cantidades de vacunas para el Covid-19. En el camino, el bloqueo que es peor que en Cuba porque es electrónico,  es global, contra Cuba era por barcos. Bloqueo en un barco, pero si otro pasaba o estaba autorizado,  llegaba. Acá el bloqueo es electrónico. Cuando hay una compra o una venta que tiene a Venezuela como destino o como origen, cuando el cheque de pago o la carta de credito saltan en el banco, salta una lucecita en el Pentágono que dice ´Venezuela está comprando o vendiendo. En segundos llega la orden al banco y dice que esa operación no se puede cumplir. Ese tipo de bloqueos es lo que Cuba no padeció, entonces es más grave el nuestro en términos de que abarajó mucho más que lo que los afectó a ellos. Eso hace que fuera un pueblo sobreviviente. El asunto es que sale de ahí, no que se sufra, sufrir es parte de la lucha. Es en qué termina. Logra remontar y reconstruir, entonces será un pueblo además de valiente, valeroso. Si no lo logra entonces demostro que fue un pueblo capaz de hacer un revolucion pero no de remontar la contrarevolucion externa e interna y habra otra generacion que lo haga. Esa es la contradicción que tenemos ahora”.

El broche final y, ante la mirada de los más de 20 jóvenes que forman parte de la cooperativa, Mario reflexionó ese mensaje final y la experiencia de la organización en suelo cubano: “Nos quedamos con eso que nosotros discutimos en los cursos. Terminamos analizando las consecuencias y no los por qué. Muchos porque por ahí están dentro mismo de Venezuela, pero lo duro y lo concreto es no sé si no será una estrategia. Puede ser que sea una estrategia de lo que esa pasando dentro de Venezuela, pero por las causas de lo que pasa afuera. Lo que pasa afuera es que no dejan pasar ni un alfiler para adentro. Entonces si uno puede analizar desde esa perspectiva, puede comprender por ahí más la situacion. A mí me pasó cuando estuve en Cuba y se lo contaba a los chicos. Yo no entendía cómo podía estar tan caída Cuba. No tenían nada, las casas se estaban cayendo a pedazos. Cuando preguntaba por qué no las arreglan, me decían que no tenían cemento. Que no hay cemento allá. Entender eso en nuestra cabeza no entra. ¿Cómo que no hay cemento? No había cemento, no había una soldadora. Eso le está pasando hoy a Venezuela. Cuando hay un bloqueo,  así tan cerrado, más que el de Cuba de hace 60 años, entender esa situación es profundizar en el análisis”.

Así, la actividad bajó la persiana con este rico encuentro con los compañeros venezolanos quienes, aparte de irse empapados con cada paso al frente que viene dando la Unión Solidaria de Trabajadores en conjunto con su comunidad, les deja a ellos un balance general de lo que sucede con el pueblo venezolano.

Ir arriba