17 de noviembre, DIA DE LA MILITANCIA PERONISTA

A 49 años del regreso de J.D Perón, hoy no se homenajea a “egos” sueltos, individuales. Se nos homenajea a vos, a mi, a nosotros,  vecinos, compañeros de lucha, del territorio. A todos los que sabemos que la construcción es colectiva y que hay que “empujar y seguir empujando”, ponerle el cuerpo, la mente y el corazón para ir, de modo constante, por las reivindicaciones que merecemos.

Marchamos en la calle “codo a codo” en cualquiera de las luchas que libramos por nuestra dignidad. Militamos en las redes, en el barrio, en donde estemos, incansablemente por un mundo mejor, más justo, inclusivo y solidario. Abrazamos la política como herramienta de transformación. Militamos con Perón y Evita en nuestros corazones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on telegram

Juntos, sosteniendo en alto las banderas de Perón, independencia económica, soberanía nacional y justicia social:  

Un 17 de noviembre de 1972, el Gral J.D. Perón volvía tras 17 años de exilio. Ese día, el pueblo salió a las calles, en medio de una dictadura militar debilitada y en la antesala de su tercera presidencia. Desde el peronismo recordamos esa fecha como un símbolo de la resistencia y la militancia, fortalecida por casi 2 décadas de proscripción.

Desde la UST, como empresa recuperada, siendo parte de la CTA-A y de la FeNaT, seguimos su ejemplo. Militamos la esperanza y en el día del militante expresamos: “El tiempo es superior al espacio».  Los procesos, donde la pasión por sembrar, por regar serenamente lo que otros verán florecer, remplaza la ansiedad por ocupar todos los espacios de poder disponibles y ver resultados inmediatos. ( «Evangelii gaudium» n. 223).

Por otro lado, tal como expresa el abogado de la Cooperativa UST, militante histórico, Hugo Villar, “partimos de la convicción que el sistema es agobiantemente injusto y por tanto debemos combatirlo (…) Queremos subvertirlo por uno que sea humanista…”  Villar describe: “Perón -gran conductor- construyó la mejor realidad para los desposeídos, modificó la realidad eliminando la condición de oprimidos, re naturalizó derechos naturales, construyendo la mejor realidad que haya conocido nuestra historia”.

Desde la UST, CTA-A y nuestras organizaciones hermanas, seguimos su ejemplo. Demostrando que, a través de la autogestión se puede conformar un modelo de economía social (opuesto al neoliberalismo), que aspira a esa nueva Civilización por la que militamos incansablemente. 

En el caso de la Cooperativa Unión Solidaria de Trabajadores, con un superávit en su balance social, a partir de su creación como empresa recuperada, hace más de 19 años, fomenta el desarrollo y la calidad de vida de los vecinos, trabajando sostenidamente por el desarrollo sustentable de la comunidad, en lo deportivo, en lo cultural, lo laboral y lo social.

Así creció y se consolidó el bachillerato popular de adultos “Arbolito de la UST”, que brinda título oficial desde hace 13 años. También fundó y sostiene el Polideportivo UST, construido con fondos de origen exclusivo en el trabajo de los asociados de la coopoerativa, que cobija a más de 300 niñxs y jóvenes, en múltiples actividades deportivas, competitivas y recreativas, constituyendo un lugar de encuentro y contención para toda la comunidad. Asimismo, desde la UST, se construyeron 100 viviendas en el barrio San Lorenzo de Wilde y se creó el CPA (Centro de producción agroecológica de la UST), ubicado en la zona de la Costa de Villa Domínico, Avellaneda, que, a su vez, es un Centro Educativo, Recreativo, de EcoTurismo rural, que, además, incluye una granja educativa, un Paseo de la memoria y un gran espacio de esparcimiento. El CPA de la UST surgió como una iniciativa de protección ambiental y de reparación del daño ya causado. Allí se sostienen concretamente la defensa de la soberanía alimentaria y de los bienes comunes. 

Haciendo una mirada retrospectiva de todo el camino realizado y englobando a todas las organizaciones hermanas desde CTa-A-FeNaT, con las que se trabaja en conjunto, como indica Villar, “desde el compromiso que ejercen cotidianamente las empresas de la Economía Social, se puede “entender” como es una de las formas de “ser subversivos del órden imperante”. No es lo único por hacer, no es la única forma de organizarse, pero es particularmente reconfortante saber que son muchas las iniciativas presentes (desordenadas. desconectadas y sin conducción centralizada) que confrontan con el sistema, no se resignan y no se acomodan a ser desplazados de la vida.

Vamos por más esperanza y construcción colectiva! Feliz dia de la militancia compañexs!

Ir arriba