28/05/2020 - Cooperativa UST

Semillero de la UST, capítulo 9: Nara Barrios

Me llamo Nara Barrios y tengo 17 años.
Yo llegué acá porque a mí ya de chiquita me inculcaron lo que fue toda la cooperativa. Soy hija de Marito Barrios y hace como 3 años empecé con los chicos de la colonia. Desde que empezó estoy. Anteriormente ya había colonia, hacían campamentos. Como se dejó de hacer quisimos volver a hacerlo de nuevo y funcionó.


- Mi rol en la colonia era de coordinadora. Tenía a las nenas de todas las edades y algunos nenes. La verdad que este año hubo del club y de afuera y venían de muchos lados porque los chicos al sentirse cómodos, iban invitando más chicos. Por suerte se pudo generar más nenes en la colonia y salió todo re bien.
- El poli es como una casa más. Yo me crié ahí con toda mi familia. Mis hermanos juegan ahí, todos jugaron ahí directamente. Yo empecé a hacer hockey, después futbol.


- Yo arranqué cuando tenía 12 años. Estuve 4 años haciendo hockey y después dejé.
- La verdad que es un orgullo porque saber que mi papá tuvo un trabajo donde él lo generó, con los trabajadores, tengo que seguir el mismo camino. Me imagino, no sé, siendo abogada de la cooperativa o algo para generar más de lo normal, de lo que ya hay.
- Estaba pensando seguir abogacía. Todo lo que es administración y eso.
- Por suerte siempre los compañeros me incluyeron a todo. Ya desde chica ya viene todo esto y siempre estuve para el club, tanto como para ayudar. He estado de profesora también de hockey y por suerte bien, me incluyeron siempre. El barrio es lo que más ayuda porque siempre se trata de buscar opinión ahí que de otro lado. Para eso está la cooperativa.
- Con los coordinadores nos llevábamos bien. Algunos recién empezaban y les costaba un poco, pero se fueron integrando y por suerte salió todo bien. Con los chicos me he llevado muy bien, como a mí me gusta jugar al fútbol me ponía a jugar con ellos. Lo que más me marcó fue que había chicos que por ahí tenían problemas en la casa o me querían contar un secreto y sabían que podían contar conmigo. A pesar de que tengo 17 años por ahí mis consejos le sirven a los más chicos.