9/06/2020 - Cooperativa UST

Semillero de la UST, capítulo 10: Cristian Flores - Adultos jóvenes

A partir de hoy, incluimos en esta sección a trabajadores y trabajadoras de la Cooperativa UST que a pesar de ser adultos jóvenes con potencial y gran futuro, cuentan con experiencia, trayectoria y todo un camino recorrido dentro de la cooperativa.
Cada uno de ellos, como todos los que integran la UST, son piezas fundamentales en el trabajo y la construcción colectiva que realiza la cooperativa.
Aquí vamos a contar sus historias a modo de reconocimiento por su labor del día a día.

- Mi nombre es Cristian Germán Flores, nací en Quilmes, el día 5 de agosto de 1985.
- Mi hobby es jugar al fútbol. Creo que esa es una manera de descargar un poco lo cotidiano que tenes día a día, y ayuda a la salud. De música Abel Pintos, "De solo vivir"

- Mi primer contacto con la Cooperativa UST fue en el 2007 cuando los compañeros fundadores se habían quedado sin la fuente de trabajo. Yo en ese entonces estaba de novio, con la que hoy es mi señora, la hija del "Tucu" Ledesma. Por cosas de la vida estuve acá apoyando la toma y la lucha. Después hice mi vida laboral, me dedicaba a la que era comercio, y tuve la oportunidad de ingresar a la cooperativa en el 2007.

- Al ingresar a la cooperativa me encontré con un mundo diferente. De estar acostumbrado a trabajar con mi patrón al lado mío, prácticamente, el que tomaba las decisiones de cómo se trabajaba y de cuánto ganaba era el patrón. Acá me encontré con que esas decisiones la tomaban los compañeros a través de asambleas y discusiones. 

- Yo al ingresar a la cooperativa entré en la época de lo que era la plantación, después me fui capacitando, ya que la organización brindó un curso de jardinería y ahí fue donde me interesó lo que es el área verde. Después en una época estuve en lo que es el Centro Agroecológico, implementando un vivero de plantas nativas y, a la vez, aprendiendo algo de lo que es huerta. Cambié otra vez en lo que es el área de corte de pasto, y de allí a lo que era más que nada el trato con las plantas, fui al área de forestación. Ahí ya tuve una responsabilidad un poquito más grande, ya que me ofrecieron, y los compañeros pensaron en mí, para que me haga cargo de esa área. A través del tiempo me fui capacitando, por fuera de la cooperativa, buscando cursos de huerta, forestación, plantación, fumigación y llegó el momento de esa responsabilidad grande que lleva a uno a crecer en lo laboral y personal. Al día de hoy volví a lo que es el corte de pasto, más que nada en lo que es el mantenimiento de áreas verdes y ya con una responsabilidad mucho más grande, que es ser el encargado de esa área y reemplazar a un histórico que es el Tucu Ledesma. Hay que cubrir ese puesto y a la misma vez llevar esa responsabilidad adelante que mis compañeros me brindaron de hacerme cargo de ese sector, que es el más vistoso. Estamos en un relleno sanitario y lo que se quiere demostrar es el proceso después de la basura. Es una tarea linda, con mucha responsabilidad, pero a la misma vez uno también va aprendiendo de los compañeros y así uno se va haciendo, no, con el tiempo y responsabilidad que uno tiene que tomar para que la cooperativa siga adelante.

- El grupo humano que hay en la cooperativa es muy solidario. Muy pocos casos hay que no lo miran desde ese lado solidario. Uno trabajando acá adentro se da cuenta que si no hay solidaridad entre los trabajadores y si no hay un grupo humano que tire para el mismo lado, nosotros,como trabajadores, siempre vamos a estar dependiendo del patrón, y queremos demostrar que se puede gestionar a través del trabajador.

- Lo mejor y lo que yo veo en lo personal es que uno va descubriendo facetas que por ahí no las tenía. Llevar adelante un grupo y ser la cara visible, creo que eso es uno de esos desafíos personales que uno tiene que encararlo y madurarlo en ese sentido.

- Uno de los principales desafíos es tener esa unidad que uno siempre pide y está hecha la cooperativa. Hoy en día si no hay unidad, yo pienso que no se sale adelante. Esa creo que es la generadora de la fuerza que hoy en día mantiene a la cooperativa. Si nos ponemos a pensar, la cooperativa hace años que viene planteando eso, y el tema es tomar esa conciencia de que la unidad hace la fuerza. 

- El trabajo que lleva adelante la cooperativa hacia la comunidad es muy compleja y muy abarcativa. Yo en mis comienzos o el de todos, mayormente, ya al entrar a una cooperativa autogestionada que no tenes patrón y los compañeros deciden cuál es el futuro y el trayecto que va a llevar adelante es el trabajo comunitario. Uno va aprendiendo de los compañeros. Por ahí uno tiene errores que a la vez esos compañeros que tienen un poco más de experiencia te lo hacen ver y eso está bueno, porque también te hace a la persona. Estar en contacto con las personas y la realidad que hoy en día vive nuestro barrio.

- Los cursos que la cooperativa nos brinda, yo pienso que son una herramienta importante para el funcionamiento a futuro. Yo no sabía nada de lo que era áreas verdes, la cooperativa brindó un curso de jardinería, y de ahí me fui interesando y capacitando por mis propios medios buscando cursos y todo lo relacionado. Dentro de una organización lo fundamental es la capacitación, ya que eso te abre muchas puertas a la hora de decidir y tomar decisiones para el conjunto.

- Hoy en día los compañeros están teniendo adelante un compromiso muy importante con la comunidad, ya que estamos atravesando todo el territorio el tema del Covid-19. Uno piensa que por ahí no nos afecta, pero siempre tenemos a alguien conocido o cercano que, en estas decisiones de la cuarentena, padece lo que por ahí a nosotros no nos hace falta, y que es un plato de comida. Los compañeros, por el compromiso que tienen y la calidad de personas que son, están brindando ollas populares para el que más lo necesita.

- Yo me veo de aquí a 10 años con un futuro enorme. Yo creo que hay una potencial de calidad de compañeros que, a la vez, nos hacen dar cuenta de que acá hay futuro. En lo personal y deseo, que acá como hay compañeros que tienen a sus hijos trabajando, creo que eso es un orgullo muy importante y es algo que nos va a atravesar a todos. Uno empezando de joven en la cooperativa y pasando los años tener el orgullo de que tus hijos están llevando adelante el proyecto que fuiste trabajando junto a los compañeros, eso es un orgullo y un proyecto que uno lo tiene en mente. Por ahí uno cuando ingresa eso no lo piensa, pero una vez que es padre y tiene esa responsabilidad, siempre busca lo mejor para sus hijos. Yo creo que acá en la cooperativa los hijos nuestros van a estar bien cuidados por nuestros compañeros, ya que es un grupo muy lindo que está y siempre van a enseñarle lo bueno.

- Mi deseo hacia los socios fundadores creo que está de más decirlo por lo que lucharon y por lo que dejaron. Quiero acordarme de los compañeros que no están físicamente, pero que nos acompañan en el corazón nuestro y el de la cooperativa. Gracias a ellos hoy estoy donde estoy y agradecerles, de corazón, porque es una herramienta que transforma a las personas en la vida. Agradecer a esos compañeros que hoy no están físicamente, y nos acompañan en nuestra memoria y nuestro corazón porque ellos también dejaron algo para que todos estemos acá. También agradecerle a mis compañeros porque sin ellos no sería lo que soy hoy,no, como trabajador dentro de la Cooperativa UST. Mandarles un saludo por el esfuerzo que hacen mis compañeros y compañeras, fuera de lo que es lo tradicional de la cooperativa, que es el mantenimiento del relleno sanitario. Hoy en día estamos pasando por una pandemia que es cuando más nos llama a la solidaridad entre vecinos y compañeros, así que agradecerle a esos compañeros que ponen su tiempo en hacer las ollas populares para las familias que más lo necesitan.